Consejos para bañar al perro

Bañar a tu perro en casa puede ser complicado algunas veces, esta responsabilidad puede ser compartida por todos los miembros de la familia. Te compartimos algunos tips que ayudarán a que esta tarea sea más sencilla y divertida:

¡No es necesario bañarlo tan seguido! A menos que tenga una infección en la piel y el veterinario lo indique, no es necesario bañar a tu perro todas las semanas, esto podría ocasionarle resequedad y caspa. Cepillarlo con frecuencia ayudará a mantenerlo limpio. Consulta con tu veterinario cada cuánto te recomienda el baño.

Si el perro le tiene temor al baño, colóquenlo en una bañera (o donde sea que lo bañes) y antes de mojarlo, háblenle para calmarlo y denle una galleta o un juguete. Esto hará que asocie el baño a algo que le gusta.

Utiliza un champú adecuado para tu mascota, no utilices nunca champú de personas y evita los que tengan fragancias y colores artificiales. Consulta con el veterinario cuál es el más adecuado para las necesidades de tu perro.

Terminen el baño premiando al perro con una galleta.

 

Cuida a tu mascota este fin de año

La época de fin de año suele ser difícil para las mascotas, el cambio de ambiente y el ruido de los cohetes puede interrumpir la rutina y la calma de los animales. Es por eso que en Rufo te sugerimos algunos tips para que puedan cuidar al perro.

Evita exponer a tu mascota a los sonidos de los juegos pirotécnicos: Los perros tienen un oído muy sensible, por ello sufren con estos ruidos, pues son muy violentos. Si no es posible aislar a tu perro de la bulla, es necesario que el comportamiento de los humanos les transmita seguridad y calma. Evita regañarlo, ya que no entiende lo que sucede y necesita la compañía de sus dueños.

Aunque no lo hagas regularmente, permite a tu mascota encontrar resguardo dentro de la casa, los hará sentirse protegidos.

Abrázalos sin acariciarlos, existen algunos chalecos que puedes hacer tú mismo que les brindan esta sensación de seguridad. Te mostramos aquí cómo hacer uno:

chaleco

Una tarde

de juegos

con la mascota

Una tarde de juegos entre tus hijos y el perro de la familia es perfecta para distraerse. ¡Les dejamos algunas sugerencias para disfrutar!

 

¡Jueguen escondite!: Coloca un puño de Rufo en alguna parte de tu casa (debajo de la mesa, el patio, el cuarto de juegos), dale a oler a tu mascota para que sepa que tiene que rastrear el olor y encontrarlo. Para agregarle dificultad, coloca obstáculos para que el perro salte hasta llegar al lugar donde está escondida la comida.

 

El disco volador: ¡Este juego es un clásico! La mayoría de los perros disfrutan alcanzar o atrapar objetos en el aire. Una tarde al aire libre es perfecta para practicar este ejercicio en familia.

 

¡Atrápalo si puedes!: Los perros disfrutarán este juego. Para empezar deben fabricar este pequeño juguete: Aten al extremo de un palo largo una cuerda, al menos de un metro de largo. Al final de la cuerda anuda un pequeño peluche. El juego consiste en esconderse de una puerta o pared y uno de ustedes deberá tomar el palo con las manos, el perro podrá ver únicamente el juguete. Cuando el perro intente tomar el peluche, se intensifica el movimiento para evitar lo atrape.
juego

 

Cuando los niños quieren una mascota

Muchos niños insisten a sus papás sobre tener una mascota, esta tarea puede ser complicada o bien ser una oportunidad para fomentar en los niños valores como la responsabilidad. Si ya tomaron la decisión y tienen o están por tener un perro en casa, tomen en cuenta estos consejos.

Elijan una raza adecuada para las necesidades de tu familia, considera:

La raza: No todos los perros son recomendados para niños. Elige una raza cariñosa, tranquila y dócil.

Tamaño de tu casa: Algunos perros necesitan más espacio que otros, si viven en un departamento evita perros de talla grande o que requieran de mucha actividad física.

El estilo de vida de tu familia: Algunos perros son más inquietos que otros, es importante encontrar el tiempo para hacer ejercicio, cepillarlo y jugar con ellos.

 

Educación para los niños y para el perro: Hay que dejar claras las normas de lo que el perro puede hacer en casa y lo que no. También recuérdale a tus hijos lo que ellos no pueden hacer con el perro. (Por ejemplo darle comida de humanos)

 

Socialización con el cachorro: Es importante que tomes en cuenta que los tres primeros meses les servirán para aprender a relacionarse con tus hijos y con otros animales. Considera que el comportamiento varía entre los diferentes tipos de perros.

 

Cubre las necesidades básicas del perro: Asegúrate de que el perro tenga siempre alimento y agua fresca. Tus hijos pequeños pueden ayudar con esta responsabilidad.

 

La familia es la manada del perro: Nuestro concepto de familia es el equivalente a manada del perro. Por eso es necesario que sepa desde el inicio quién es el macho alfa, ya que obedecerá más fácilmente a esta persona.

 

educacion

1 8 9 10

Personalizar

Ingresa tus datos

para ver tu personalización


Regresar

¡Hola 😀

mi casa es tu casa!

¿Quieres personalizar

La Casa de Rufo para tu mascota?

Será una experiencia única 😉

¿Cuál es el nombre de tu mascota?


Ya tengo cuenta